De Quicio

Creating unfinished texts / Publicando textos inacabados

De cómo funcionan las palabras o la experiencia verbalizable

A menudo se ha considerado el lenguaje como un sucedáneo de la experiencia del sujeto. El sujeto embala la experiencia, rodea los acontecimientos con cajas y papel aislante. Organizar la experiencia en categorías cognoscibles, por tanto, inofensivas: ésa es la tarea principal del conocimiento humano.  La unión  del lenguaje y la vida fue una de las principales tareas que emprendieron los románticos con el fin de restablecer la comunión entre la experiencia y el lenguaje.  Sin embargo, el lenguaje actúa en sí como una trampa, es la esencia misma de la categoría, el filtro del proceso mismo. Las palabras se erigen así auténticos estandartes del dominio, rigiendo nuestro sentido del mundo y encuadrando el flujo de nuestra carne y nuestros pensamientos.

La dualidad conforma la esencia del lenguaje y confronta al hablante haciéndole creer que rige sus palabras y mata (lo carnal de) la experiencia cuando en realidad es el lenguaje el que dirige la realidad misma, su organización y materia.  Cuando Artaud hablaba del lenguaje muerto del teatro -el diálogo- entendía tanto de lenguajes fosilizados como de palabras regias/dictatoriales. El lenguaje clínico ya le había inscrito verbalmente, o lo que es lo mismo, recluido físicamente, dentro de las categorías adecuadas para encauzar su flujo sanguíneo. Artaud, sin embargo, se negaba a encauzar su sangre.  La dualidad eros-thanatos del lenguaje está presente en fragmentos deslumbrantes   “A todo eso le falta sangre”. La comunión Cronenberg-Burroughs dió a luz un órgano superior, la máquina de escribir orgánica, que aunaba sangre, palabras y dominación, y el Verbo se hizo Carne. Porque no sólo el escritor es esclavo de sus palabras, sino

Anuncios

2 comentarios el “De cómo funcionan las palabras o la experiencia verbalizable

  1. Pantero Pinco
    29 de abril de 2012

    Una forma de verlo es que las palabras limitan la realidad, pero en realidad lo que hacen, cuando compones un texto, es dar tu visión de esa realidad. Como cuando haces una fotografía, el resultado no es la realidad, es una pequeña porción que indica tu altura, tu destreza, la hora del día, tu intención, y la cámara que has usado… Toda realidad es subjetiva puesto que el verdadero universo, si es que existe fuera de nosotros, está a la deriva y se niega a ser aprehendido. Tu realidad, más mi realidad, más la realidad de toda la humanidad… no es más que un collage de fotografías.

  2. Pantero Pinco
    29 de abril de 2012

    Realidad realidad realidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 de abril de 2012 por en Creative writing y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: