De Quicio

Creating unfinished texts / Publicando textos inacabados

Ir al cine (borrador I)

Había leído en algún sitio que la experiencia del cine se asemejaba a la del inconsciente. Ella sabía que era algo más; claro, que en su caso se refería a la totalidad de la experiencia de IR al cine. Ir al cine sobrepasaba con creces a la película en sí. La película -tira de imágenes consecutivas que azotaban el proyector- conformaba sólo una excusa para sentir el frescor de la oscuridad de la sala. Era como una mano sanadora que se pegaba a su frente y a sus ropas. Otras veces sentía la oscuridad como un

En cualquier caso, era un alivio sentir que los focos de la atención eran dirigidos por un momento hacia otro lado. Focos, sí, porque la atención es el foco de un music-hall, indicando qué y qué no debe señalarse al espectador despistado, a la señora que fuma distraída y ve pasar las volutas de su cigarrillo. La percepción -que no el mundo- como un music-hall, un escenario que enmarca lo que debe ser marcado. Tanta atención le causaba un inmenso dolor de conciencia; no sabría definir la conciencia ni explicar cómo puede estar dolida, sin embargo, estas palabras unidas ensartadas * hilvanadas **  así tenían pleno sentido en su cabeza y definían ese estado al que a menudo se veía sometida.

No era el aislamiento intelectual emocional que producía la película lo que le atraía, sino el vacío físico; el vacío que se generaba en torno a ella, acústico y personal. Sentir que los asientos que la rodeaban mantenían al resto de espectadores a una distancia segura sin entrar en su círculo íntimo. Cada espectador en su cubículo, con sus pensamientos, su cubo de palomitas, su sudor, formando pequeños rectángulos de impersonalidad: la cubitera humana. El espacio del cine era gris e impersonal. Era indiferente la ocupación de uno u otro asiento, la acrática sala concentraba las miradas en el mismo punto, un punto alejado –afortunadamente- de su nuca. La expresión de los asistentes contribuía a uniformar más aún la escena: ojos mirando a lo alto, respiración pausada –excepto en las escenas de suspense-, cuello alineado al respaldo. Una extraña sensación que combinaba la rigidez de los nervios con una relajación de… no sabría muy bien decir de qué. Un dejarse llevar por la película combinado con el estatismo del asiento: una curiosa experiencia de inquietud interna causada por la película contrastando con la imposibilidad de expresar traducir esa inquietud en movimiento.

Son fascinantes las contradicciones que se generan de  en la experiencia de ir al cine, y estaba segura de que aquello era parte fundamental de las causas que le atraían, a pesar de que no se las había planteado nunca hasta ahora en voz alta. Solía repasar con ansiedad la razón de sus emociones habitualmente, buscando   pero con aquella cuestión del cine que le era tan consustancial, nunca lo se había parado a considerarlodo. En fin, volviendoamos  a las contradicciones del cine: aquella cuestión de la separación y la vinculación comunión: es algo que le había venido a la cabeza sólo últimamente. Como hemos dicho antes riormente en el anterior párrafo, los asientos del cine son individuales. Estamos tan acostumbrados a este concepto, que nunca lo hemos planteado de otra manera. ¿Os imagináis -podéis imaginar acaso- una fila de asientos unidos, sin separación alguna?  Sin embargo,  Uno va al cine para compartir la película con los demás, ¿cuál es, por tanto, la idea que esconde esta extrañapeculiar  unión? Es una característica reveladora del espíritu moderno, de esa incapacidad de retomar por completo la comprensión apreciación de lo público; como individuos, estamos dispuestos a exponer aventurar  nuestro ser a una situación que persigue alcanzar la conciencia común colectiva. No obstante Sin embargo, no somos capaces de arriesgarlo   

Pero no era ésta la sensación de la que quería hablar

 *   Añade cierta materialidad a la figura. Sugiere, además, una conexión más fuerte, más cercana entre palabras, y entre el propio lenguaje y la conciencia que lo segrega.
 **  Demasiada materialidad; "insertadas" sugiere un sonido y una connotación como de tosquedad. "Hilvanadas" sugiere más ligereza
Anuncios

3 comentarios el “Ir al cine (borrador I)

  1. Pantero Pinco
    23 de febrero de 2012

    La sala es una camita, y todos los espectadores estamos en ella, unos hablando, otros masturbándose, otros bien dormidos.

    Ir al cine es como soñar: al entrar y sentarte, lentamente, vas olvidando los estímulos del exterior y las conversaciones se van apagando, la respiración se hace más lenta y olvidas de dónde vienes y a donde irás después. Al terminar la película, despiertas, aparece un murmullo, suben las luces, sales a la calle. Es una sensación que no tienes al ver una película en casa, no desconectas, no entras ni sales. Es como quedarse dormido en el metro.

  2. a v is a v is a v
    25 de febrero de 2012

    Me interesa esa sensación; la sensación de hipnosis que se genera de un escenario similar al de la entrada en el sueño. Pero también me interesa la sensación que se tiene en la sala de cine de cercanía y aislamiento a un tiempo. Los asientos están pegados, pero unos cómodos reposabrazos sirven de barrera psicológica para no entrar en contacto con el vecino y abusar de su intimidad.

  3. Pantero Pinco
    27 de febrero de 2012

    Hay gente que abusa de esa intimidad sin necesidad de tocarte: ronchando palomitas, desatando una fragante fontana de feromona sobaquil, metiendo a niños con problemas de hiperactividad y atipladas voces… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13 de febrero de 2012 por en Creative writing y etiquetada con , , , , , .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: